Boda de la Duquesa de Alba y Alfonso Diez

Boda de la Duquesa de Alba y Alfonso Díez

Boda de la Duquesa de Alba

Un día recibí una llamada para decirme que iba a ser el fotógrafo de la boda de la Duquesa de Alba con Alfonso Díez. Al principio me costó tragar saliva ante el reto que tenía delante. Por otro lado, estaba orgulloso y agradecido por depositar esa confianza en mí.

Pocas veces tienes la oportunidad de poder fotografiar una boda de estas características. No suele ser muy frecuente encontrar a una novia que pase por el altar a los 85 años.

A pesar de ser la mujer con más títulos nobiliarios del mundo, yo no veía a la Duquesa de Alba. Veía a una mujer nerviosa y emocionada. Fue muy bonito captar sus miradas de complicidad como cualquier novia. De pronto se emocionaba como una niña. O se arrancaba a bailar por bulerías con las canciones del grupo Siempre Así. Además tenía que estar pendiente de todas las reacciones del resto de los invitados. Allí estaban sus hijos varones (excepto Eugenia que se encontraba enferma). Todos nobles y aristócratas. Figuras de la tauromaquia como Curro Romero, amigos del mundo del arte y de la moda, etc.

El lugar elegido fue el Palacio de Dueñas de Sevilla. Un impresionante edificio de estilo gótico-mudéjar  de gran valor arquitectónico, artístico e histórico. En el nació el poeta Antonio Machado en 1875.

En definitiva, ser el fotógrafo oficial de una boda con tanta repercusión mediática no puede dejarte indiferente. Fue una gran experiencia que veo con agrado con el paso del tiempo.

Pero eso sí, aunque tenía en mis manos una gran responsabilidad, no fue mayor que la que pueda tener en otro reportaje de boda de otras parejas con menos relevancia pública. Cualquier boda es única e irrepetible y hay que saber responder a esa presión y a la confianza que han depositado en tí.

 

Deja un comentario